Israel: Arqueólogos planean abrir al público el sepulcro de Salomé, “la partera de Jesús”

0
33
  • El yacimiento es “una de las cuevas funerarias más impresionantes” halladas en Israel, según el comunicado. Sin embargo, “Salomé es una figura misteriosa”, dijeron Paran y Firer.
  • En el frondoso y verde bosque del sur de Israel está la impresionante cueva funeraria de una notable figura judía que los arqueólogos abrirán pronto al público.

Según la tradición judía, la tumba de 2,000 años de antigüedad contiene el sepulcro de Salomé, “la partera de Jesús”, según declaró la Autoridad de Antigüedades de Israel en un comunicado de prensa el 20 de diciembre. El yacimiento se conoce como la Cueva de Salomé.

Según la tradición judía, Salomé fue llamada para ayudar a la María a dar a luz a Jesús, explicaron en el comunicado los arqueólogos Nir Shimshon-Paran y Zvi Firer. Sin embargo, Salomé no creía que estuviera ayudando a dar a luz al bebé de una virgen. Como consecuencia, su mano se secó y sanó solo cuando sostuvo la cuna del bebé, explican los investigadores.

Según los expertos, la cueva de Salomé fue redescubierta por unos saqueadores hace unos 40 años. Los arqueólogos excavaron la cueva funeraria y más recientemente un patio exterior que llevaba a la cueva.

Según los investigadores, el enorme patio ocupaba una superficie de unos 3,700 pies cuadrados. Estaba rodeado de muros de piedra y el suelo estaba decorado con mosaicos de piedra.

En el patio, los arqueólogos descubrieron puestos en donde vendían o alquilaban lámparas de arcilla hacia el año 800 D.C., según el comunicado. “Las lámparas pueden haber servido para iluminar la cueva, o como parte de las ceremonias religiosas, de forma similar a las velas que se distribuyen hoy en día en las tumbas y en las iglesias”, dijeron Paran y Firer.

La excavación dejó al descubierto una entrada a la cueva funeraria, muestran las fotos. Alrededor de la entrada, algunas piedras estaban talladas con “rasgos judíos característicos”, según el comunicado, con un estilizado diseño floral conocido como rosetón, granadas y frondosos jarrones de acanto.

En el interior, la cueva funeraria tiene varias salas, según muestran las fotografías. Puertas arqueadas y ventanas talladas separaban las distintas cámaras.

Dentro de la cueva funeraria.
Dentro de la cueva funeraria.

Dentro de las cámaras, había nichos funerarios tallados en las paredes rocosas, muestran las fotos. Los arqueólogos también encontraron restos de cajas de piedra, una costumbre de los sepulcros judíos.

Algunas de las paredes de la cueva estaban grabadas con cruces e inscripciones dedicadas a Salomé y datadas en el período bizantino y principios del islámico, según el comunicado. La mezcla de grabados árabes e iconografía cristiana indicaba que la cueva fue adaptada como capilla cristiana donde la gente seguía orando cuando la región fue conquistada por los musulmanes, dijeron los expertos.

Las autoridades arqueológicas tienen previsto abrir el patio y la cueva al público una vez terminada la restauración del yacimiento, declaró en el comunicado Saar Ganor, director del proyecto.

Arqueólogos excavando el yacimiento.
Arqueólogos excavando el yacimiento.

Fuente: El Nuevo Herald

Por: 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here