domingo, junio 16, 2024
publicidad
InicioSALUD¿Te hacen falta vitaminas? Conoce las señales de tu cuerpo que lo...

¿Te hacen falta vitaminas? Conoce las señales de tu cuerpo que lo confirmarían

Las vitaminas son micronutrientes esenciales para el funcionamiento de nuestro organismo y la falta de éstas pueden descubrirse a través de señales que el mismo cuerpo entrega. Conoce aquí algunas de ellas.

¿Tienes fatiga, te sangran las encías, se te entumecen las manos y pies, y las uñas se te quiebran con facilidad? Estas son algunas de las señales que podría entregar el organismo cuando presenta deficiencias vitamínicas, generadas por los malos hábitos alimenticios (que incluyen la ingesta de productos ultra procesados o no tener una dieta balanceada) o por la presencia de patologías que estén impidiendo la absorción de micronutrientes o generen una pérdida excesiva de éstos. En un comienzo, estos signos son sutiles, pero es necesario detectarlos a tiempo antes de que puedan traer consecuencias mayores al organismo.

Magdalena Galarce, médica de servicios clínicos y farmacéuticos de Farmacias Ahumada, hace referencia a que la avitaminosis, o la falta de una o más vitaminas esenciales, puede ocasionarse en pacientes que presentan el síndrome de malabsorción (produciendo diarreas, cólicos y heces anormales, entre otros) o utilizan medicamentos que intervienen en una adecuada digestión. “Una dieta adecuada en una persona sana, asegura que no tengamos déficit de vitaminas y minerales. Lamentablemente, el estilo de vida actual y los malos hábitos han desarrollado una carencia de éstos, pudiendo afectar negativamente a nuestra salud. Es importante escuchar a nuestro cuerpo, porque siempre nos manda señales y avisos de que algo falta o sobra”, señala.

Además, la médico familiar comenta que hay síntomas y síndromes que pueden confundirse con otras patologías -como los cardiovasculares o el entumecimiento de extremidades- y otros podrían pasarse por alto, debido al ritmo de vida que lleve una persona, como la fatiga o la falta de concentración. Aquí Galarce hace un resumen de los más frecuentes y cuáles son las vitaminas relacionadas:

–             Problemas de visión

El déficit severo de vitamina A genera problemas de visión como la denominada “ceguera nocturna”, reduciendo la capacidad de las personas de ver con poca luz o en la oscuridad. Esta vitamina es necesaria para producir rodopsina, que es un pigmento que se encuentra en la retina y ayuda a ver de noche. Asimismo, la falta de esta vitamina disminuye la capacidad de combatir infecciones.

–             Anemia

La anemia se puede producir por una deficiencia de vitamina B12 y ácido fólico (vitamina B9). De acuerdo a la Clínica Mayo, al no tener suficiente de estos micronutrientes, el cuerpo produce glóbulos rojos que no funcionan adecuadamente, reduciendo la capacidad de oxigenar el organismo. Los síntomas más evidentes son la fatiga, falta de aire, mareos, debilidad muscular, confusión mental y la piel pálida, entre otros.

–             Moretones, hemorragias, lentitud en la cicatrización, sangramiento de encías

Además de la diabetes y la hemofilia, la falta de vitaminas C y K -que contribuyen a que la sangre coagule- pueden provocar estos síntomas. “Al no poder producirla ni almacenarla, el organismo debe recibir la vitamina C en base a una dieta equilibrada. También, en el caso de la vitamina K, los antibióticos pueden ser los responsables que el organismo no la absorba de la manera que corresponda”, comenta la especialista.

–             Uñas quebradizas y pérdida del cabello

Junto con las canas y la piel enrojecida y escamosa, estas señales dan cuenta de la deficiencia de vitamina B7 o biotina, que también ayuda a convertir los alimentos en energía. Según Galarce, “las mujeres embarazadas, fumadores y bebedores, y personas con ciertos trastornos digestivos pueden ser más propensas a desarrollar esta deficiencia. También el uso prolongado de antibióticos y algunos medicamentos anticonvulsivos serían también factores de riesgo”. En el caso de la caída del pelo, la falta de algunos minerales como el hierro, el zinc y el ácido linoleico también influirían en este fenómeno.

La Encuesta Nacional de Salud de 2010 ya advertía que el 85% de la población no consumía la cantidad de frutas y verduras recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras que la Encuesta Nacional de Consumo Alimentario –realizada en 2018 por la U. de Chile y el MINSAL- señalaba que el 95% de la población no cumplía con una alimentación saludable, generando un importante déficit de vitaminas y minerales en la población durante los últimos años.

Para diagnosticar enfermedades relacionadas con la avitaminosis, se debe considerar la historia clínica de cada paciente, sus síntomas y la realización de exámenes de sangre y orina, dependiendo de cada caso. “La mayoría de estos déficits son corregibles, ya sea a través de una alimentación balanceada o con la ayuda de suplementos. En cualquier caso, es el médico el que debe diagnosticar y entregar las indicaciones para revertir cualquier tipo de deficiencia”, finaliza la facultativa.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Contacto publicitario

Most Popular

Recent Comments